Ideales, sueños y fantasías de Leo

signo leo

Coco Channel, nativa de Leo

La imagen del padre todopoderoso no cesa de alimentar la imaginación del signo Leo. El ser dueño de sí mismo y de todo cuanto le rodea alimenta una buena parte de los ideales de Leo, que por lo general giran en torno a su persona y al disfrute de la vida en compañía de sus seres queridos. Las grandes dosis de energía necesarias para alimentar la hoguera de la felicidad colectiva es la tarea del más grande anfitrión de todo el Zodiaco, cuyo sueño es el fuego eterno que permita danzar y danzar hasta alcanzar el éxtasis colectivo sin tener que preocuparse por el imprescindible aporte de leña y atención.
A Leo le gustaría poder ser el protagonista de una obra en la que él solo y por sus propios medios consiguiera ganar la batalla al monstruo devorador que es la vida, para así poder ofrecer a los demás el disfrute del placer sin el incordio de las limitaciones que esta realidad nos impone desde que nacemos y hasta que morimos. En definitiva se puede decir que la experiencia divina no cesa de maravillar y de acaparar la fantasía de Leo, el cual está dispuesto a pelear con las fuerzas terrenales para demostrarse a sí mismo de lo que es capaz y poder así descubrir su faceta divina.
Concretando, a Leo lo que le encantaría es reinar su pequeño feudo ante la envidia de los demás. El nativo de este signo desea fundar una familia, porque cree que es importante crear algo grande que perdure después de nuestra ausencia. Para Leo sus hijos son sus frutos, y como tales espera que se empapen de sus enseñanzas y habilidades, y que porten con orgullo su apellido.
Otro de los sueños de Leo es mantener su vigor físico de por vida y llegar a ser como el protagonista de una película al que todo le sale bien y al que todos aman.

Volver a Leo
Volver a Signos de Zodíaco