La lectura

Observen el fondo del pocillo y verán que la borra ha quedado adherida a él, así como a diferentes porciones del cuerpo interior del mismo. Es en la totalidad de la borra en la que deberán buscar los símbolos para la interpretación.
Pero además de los símbolos y su interpretación correspondiente, deberán tener en cuenta diversos aspectos que también son parte de la lectura, a saber:
1) Todos aquellos símbolos que se presenten a la izquierda son sucesos que corresponden al pasado.
2) Los símbolos que aparecen a la derecha representan las situaciones o sucesos futuros.
3) Los acontecimientos o sucesos correspondientes al presente estarán indicados por los símbolos que aparezcan en el borde del pocillo.
4) Los símbolos que se presenten sobre el asa o en su contorno, representan sucesos relacionados con el hogar. Si dan idea de que se dirigen hacia el asa, indican un acercamiento al hogar; en cambio, si se dirigen hacia el lado opuesto, refieren a un distanciamiento.
5) Los símbolos que se presentan en el centro del pocillo remiten a situaciones de un futuro lejano, no siempre de segura realización. Son sucesos que podrían llegar a producirse pero que dependen de numerosas influencias para llegar a concretarse.
6) El tamaño del símbolo también se debe tener en cuenta: si es grande, amplifica la valoración predominante (positiva, negativa o neutra) que le corresponde; si es notablemente pequeño, la atenúa. Esto significa que si un símbolo positivo se presenta de tamaño grande, la positividad se acrecienta; mientras que si es pequeño, si bien sigue siendo positivo, la fuerza que imprime esa positividad también es menor.

Última consideración

Es preferible, sobre todo siendo principiantes, no interpretar los símbolos que aparecen en forma confusa, indefinida o a los que no puedan asignarle una categoría. Dediquense a los que sí puedan leer con claridad. En tal caso, si surgen dudas sobre algún símbolo poco definido pero que les parece importante, al terminar con la lectura que están realizando en ese momento repitan el procedimiento, preparando café nuevamente, concentrándose, específicamente, en la región de la borra que no han podido identificar con claridad.
Si realmente ese símbolo resultaba fundamental para completar la interpretación primera, seguro que volverá a aparecer pero entonces de una manera bien definida. Si no se presenta o no lo hace de una forma clara y contundente, dejen entonces el intento de lectura de lado porque les bastará, y sobrará, con lo que ya interpretaron.

Volver a Lectura de la borra del café

Artículos relacionados