A tener muy en cuenta al leer la borra del café

• Nunca debe realizarse la lectura de la borra a personas que no lo han solicitado, ni mucho menos a escondidas de las mismas. Si no es el mismo consultante quien invierte su taza sobre el plato, la interpretación no tiene ningún valor.
• Si se consigue realizar la lectura de la borra del café en un estado apropiado de concentración -al que se puede llegar a través de una buena relajación y meditación previas- es posible arribar a una interpretación mucho más acabada de la misma. La observación y lectura de la borra puede abrir los canales de la percepción extrasensorial y hay quienes experimentan videncia a partir de las figuras que se presentan.
• Si bien no existe una indicación precisa acerca de los días y horas más apropiados para hacer una buena lectura de la borra del café, es necesario tener en cuenta que los días húmedos, lluviosos o muy nublados no son los más indicados para esta práctica; el grado de humedad ambiente puede conspirar contra la conveniente consistencia de la borra y, por lo tanto, dar como resultado figuras ilegibles y difusas.

Volver a Lectura de la borra del café