Si el cristianismo postula que el alma humana es inmaterial ¿por qué entonces la religión imaginó castigos materiales para los espíritus pecadores?

El castigo del fuego del infierno es una representación muy cruel del suplicio que puede sufrir un cuerpo.
Se lo ha utilizado como enérgica imagen para reflejar los sufrimientos morales del alma.
De esta manera lo entiende la teología moderna; aunque antiguamente la Iglesia creía que la mejor manera de que los fieles acataran los preceptos religiosos era imponiendo el sentido textual de las Sagradas Escrituras, en vez de hacer comprender su significado simbólico.

Volver a Infierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *