¿Los griegos y los romanos también creían en la existencia de un infierno?

Si, efectivamente. Ya en la famosa obra atribuida a Hornero, La Odisea, se relata el descenso de Ulises a los infiernos.
En la mitología griega se daba por sentado que algunas divinidades residían en los infiernos, un lugar situado en las profundidades al cual eran enviados los enemigos de los dioses y los criminales.
En él se hallaban los Cíclopes, los Titanes y los Alóadas.
De la unión del Tártaro (infierno) y de la Tierra, nacieron luego los monstruos Tifón y Tánato.
El dios Plutón era considerado por los romanos el rey de los Infiernos, y su morada estaba ubicada en las profundidades del mar.

Volver a Infierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *