¿Cómo se asocian el purgatorio y el infierno?

La palabra purgatorio se comenzó a utilizar en la Edad Media para designar un sitio en el cual se realiza la «purificación de las almas pecadoras».
Según la teología medieval, en el purgatorio las almas sufrían torturas muy similares a los tormentos infernales. Pero, a diferencia del infierno, que era de carácter eterno, el purgatorio es concebido como un lugar de paso, del cual luego de pagar el precio de los pecados cometidos, las almas podían liberarse.
Aunque el cristianismo sostiene aún la concepción de la existencia del purgatorio, éste no es mencionado expresamente en la Biblia, sino que forma parte de un mito eclesiástico que perduró a través del tiempo.
La Inquisición, mediante sus sanguinarios castigos, postulaba la necesidad de recrear una suerte de «purgatorio terrestre». Por este motivo, solía castigar a los presuntos herejes exponiéndolos al fuego, intentando limitar las supuestas penas infernales.

Volver a Infierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *