Incienso – bergamota

Frescura, recepción y elevación interior.

Características
El incienso con esencia de bergamota impregna el ambiente de paciencia, constancia y tenacidad, al tiempo que incentiva la sensualidad, es decir, abre las puertas sensibles de nuestros sentidos. El aroma de este incienso posee, además, la capacidad de abrir las puertas luminosas de aquellas cosas que generalmente consideramos inanimadas o muertas, permitiéndonos de esta manera reconocer la existencia más allá de las formas preconcebidas.
Encenderlo nos ayuda a percibir, sentir, gozar y disfrutar de ciertas cosas que normalmente nos pasan desapercibidas.

Favorece
La sensualidad, la sensibilidad, el bienestar, la fecundidad y el sentido artístico. También favorece todo lo magnético, enigmático, intuitivo, lo reflexivo y lo femenino. Todo lo relacionado con la creación artística, la ornamentación y la decoración, ya que penetra, a través de los sentidos y la apariencia externa, en el más profundo interior de los seres y de las cosas.

Depura
La esencia del incienso con aroma de bergamota depura al ambiente y la persona de la indecisión, los excesos, la negligencia, la abulia y el malestar interno en general. Abre los horizontes de la mente, rompiendo con la tozudez, la autolimitación mental, el endiosamiento, la insistencia y la obcecación. Gracias a este aroma podemos romper con los lazos que nos atan a nosotros mismos y nuestras limitadas ideas.

ANALOGÍAS
El incienso con aroma a bergamota se relaciona mítica y místicamente con una serie de elementos mágicos que potencian el esparcimiento de su esencia por todos los rincones del cosmos.

Signo
El incienso de bergamota está vinculado con los signos sensibles de Tierra, Aire y Agua, y casi no tiene relación con los de Fuego. Al signo que mejor se puede asimilar es al de Tauro, ya que comparten ciertas cualidades y características, tanto a nivel exotérico como a nivel esotérico.

Planeta
Por tanto, Venus es el planeta en el que mejor se refleja la esencia del incienso bergamota, ya que comparte con él las cualidades de la diosa griega del amor, y nos recuerda el poder espiritual del aspecto femenino: la Luz de la Tierra.

Sigue leyendo >>>