Signo Caballo

Animal de carga, vehículo de transporte, elemento de guerra, símbolo de riqueza y orgullo de competidores hípicos, el caballo ha sido durante miles de años descrito, loado y adorado, dando lugar a múltiples manifestaciones literarias y artísticas en la poesía, prosa, pintura, escultura y artesanías.
En la tumba del Primer Emperador de China (siglo III antes de Cristo) se ha desenterrado un impresionante ejército de terracota, compuesto por 6.000 figuras de caballos y guerreros, de tamaño natural. Constituye el descubrimiento arqueológico más importante de este siglo, considerado comúnmente como la «Octava Maravilla del Mundo».
Los caballos de cerámica de «Tres Colores» de la Dinastía Tang (siglo Vi-x) son una verdadera muestra del esplendor artístico de los siglos de oro de la historia de China.
La afición por el caballo que cultivaban los emperadores y la nobleza fomentó el esfuerzo continuo por la búsqueda y selección de los mejores ejemplares. Como consecuencia, a lo largo de la historia de China, junto con caballos de pura raza, surgieron también grandes conocedores del tema hípico. El maestro más consagrado es Bo Yue, quien podía distinguir en la manada a los que podían correr mil leguas en un sólo día. Gracias a él, muchos caballos nobles fueron descubiertos. Este hecho es frecuentemente utilizado en China para referirse a la importancia de tener a alguien que sepa apreciar los verdaderos talentos. La gente suele decir: «No es que falten buenos caballos, simplemente es que no hay quien los descubra.»
El caballo ha servico también de referencias para aclarar concepciones filosóficas sobre la dialéctica, tal como se manifiesta en el cuento de un viejo pastor:
Vivía en el norte del país un pastor viejo y sabio. Un día le comunicaron que la noche anterior se había fugado un caballo suyo. Los vecinos acudieron a consolarlo. Pero el viejo, en vez de mostrarse preocupado, les dijo con tranquilidad: «Posiblemente esto trae suerte.» En efecto, pocos días después, el caballo perdido regresó, trayendo además a varios otros caballos con él. Cuando los vecinos se enteraron y vinieron a felicitarlo por el inesperado enriquecimiento, el viejo se mostró triste: «Tal vez esto augura desgracia.» Efectivamente, poco tiempo después sucedió algo que confirmó su presentimiento: su hijo cayó de uno de los nuevos caballos, sufriendo una fractura en una pierna. Los vecinos vinieron otra vez a consolarlo, y el viejo les dijo, con una amplia sonrisa en la cara: «Posiblemente esto trae suerte.» Unos meses más tarde estalló la guerra, todos los jóvenes fueron reclutados y mandados al frente. La mayoría murieron en el campo de la batalla y ninguno regresó a casa. Sólo pudo querse en el pueblo su hijo a causa de la invalidez.
La actitud dialéctica que adopta el viejo frente a lo bueno y lo malo ha enseñado al pueblo chino durante dos mil años a formar una concepción filosófica de la vida.
Según la tradición, el 6 de enero del calendario lunar es «Día del Caballo», en el cual la gente estudia los fenómenos meteorológicos para predecir si el próximo año es benéfico para el caballo. En la Región Autónoma de Mongolia Interior, a finales de agosto, se celebra todos los años animadas Fiestas del Caballo, en las que nunca faltan pruebas de carreras de caballo. Los asistentes vienen en caballo, toman el té con leche de yegua, hablan del animal, compran o venden algún ejemplar y finalmente se marchan a caballo.

Características fundamentales del signo
Pronuncianción en chinoMa
Nº de orden en el zodíaco chino7
Horas que rige 11:00 – 13:00
Dirección del signoDirectamente al Sur
Estación y mes que dominaVerano – Junio
Elemento fijoFuego
TroncoYang (positivo)

Volver a Horóscopo chino