La Serpiente y los Cinco Elementos

SERPIENTE DE METAL

(nacidos en 1881, 1941 y 2011):
«Una Serpiente temible.» La fortaleza moral del Metal se suma a la lucidez de la Serpiente, haciéndola más resuelta e irresistible. Testaruda, perspicaz, fría y calculadora, la Serpiente de Metal llevará a cabo cualquier propósito, por muy ambiciosa que sea. El Metal también le impulsa al afán por el lucro. La suerte le acompañará muy frecuentemente brindándole oportunidades únicas, para que su magia y encanto convierta en oro todo lo que toque. Fluye gran cantidad de dinero en el transcurso de su vida. Pero no escatimará en gastarlo en la persecución del confort y la ostentación de un lujo que en esencia no es propio de ella. Es también ambiciosa y posesiva con el poder y la fama. Utiliza muchas artimañas para conseguirlos. Sutil y discreta, sabe disimular sus intenciones. Desconfía de la gente, toma todas las precauciones para evitar trampas. Rencorosa y mortal, sus ataques son sorpresivos y peligrosísimos.

SERPIENTE DE AGUA

(nacidos en 1893, 1953 y 2013):
«Una Serpiente avispada.» Es la más lúcida y versátil de las Serpientes. También la menos testaruda y firme. Tiene extraordinaria previsión sobre la evolución de los sucesos, sobre los cuales pretende ejercer cierta incidencia, movilizando a los compañeros. Sabe perfectamente cómo poner en juego la iniciativa de los demás para alcanzar un objetivo personal. A veces es descaradamente inmoral, haciendo uso de artimañas magnetizadoras para que trabajen en beneficio de sus propios intereses. Egoísta y hábil, siempre intenta sacar provecho de la situación. En cambio es fría, indiferente y evasiva cuando le piden ayuda. Nunca se sacrifica por el bien ajeno ni tampoco por la justicia. Sus encantos físicos y la dulzura de palabra son también medios para convencer o persuadir. Es rencorosa cuando la hieren en el amor propio, sus venganzas serán despiadadas.

SERPIENTE DE MADERA

(nacidos en 1905, 1965 y 2025):
«Una Serpiente noble.» La nobleza moral de la Madera se conjuga perfectamente con su don intelectual, incrementado considerablemente su perspicacia y la certeza de sus previsiones del futuro. Generosa con los amigos, compasiva con los humildes, fiel en el matrimonio, mesurada en las pretensiones materialistas, la Serpiente de Madera es un modelo moral de todos los reptiles. Es atrayente, elocuente, comunicativa y muy amistosa. Se rodea de amigos, a quienes les da sabios consejos. Gracias a su solvencia y a su exquisita cultura, se hará un coleccionista de arte o de antigüedades. Su amplia información y su certeza en el juicio analítico le dan aptitudes de un excelente financiero, inversor o accionista. Tendrá mayor éxito si logra frenar un
poco su ansiedad y avidez.

SERPIENTE DE FUEGO

(nacidos en 1917, 1977 y 2037):
«Una Serpiente apasionada.» El dinamismo del Fuego la convierte en hiperactiva, eficiente y resuelta. Su ambición por el poder y la fama crece desmesuradamente con la incidencia del Fuego. No se conforma con dirigir un pequeño grupo de gente, para lo cual posee don y caris-ma, pretende llegar mucho más lejos. Tiene mucha imaginación y poder creativo. Trabaja intensamente para objetivos muy claros. Si no los alcanza en un santiamén, se pone impaciente, y quejumbrosa. Su ansiedad de superación en la carrera profesional y pública la lleva a poner en juego numerosos recursos, que muchas veces resultan contraproducentes. Su pasión por el placer terrenal no es menos ardiente que su ambición política. Su vida se consume rápidamente en sus instintos febriles del poder y la pasión.

SERPIENTE DE TIERRA

(nacidos en 1869, 1929 y 1989):
«Una Serpiente realista.» La Tierra le infunde mayor seriedad y sentido ético, cualidades que, junto con la lucidez y perspicacia propias de la especie, la convierten sin duda en la mejor candidatura para los puestos de gerente o director financiero. Profundamente realista, pisa siempre tierra firme y no se deja llevar por las corrientes y las ideas extravagantes. Apegada a los valores tradicionales y amante de las artes clásicas, le cuesta identificarse con el vanguardismo contemporáneo. Es firme, sólida, serena, no se inmuta ante situaciones peligrosas, tampoco se doblega bajo coacciones. Encantadora, generosa, benevolente, ahorradora, afectiva y noble, la Serpiente de Tierra es digna de ser apreciada y amada.

Volver a Horóscopo chino