La personalidad del Fuego

Los que nacen con este signo son confiados y resueltos en el tratamiento de los asuntos cotidianos.

Enemigos de la pasividad e indiferencia, su extraordinaria vitalidad los convierte en activistas que impulsan al cambio y la reforma.

Tienen temperamento de liderazgo, por su gran capacidad de organización y su habilidad mental.

Saben poner en juego la iniciativa de los compañeros, pero nunca se mantienen con los brazos cruzados mientras los demás trabajan. Poseen grandes ideales, para los cuales trabajan con ímpetu y honestidad.

Son audaces innovadores que combaten sin cesar los valores obsoletos y cánones tradicionales.

Su vehemencia de un nuevo orden los lleva a asumir actitudes muy osadas, casi violentas, contra todo lo que obstaculizan la implantación de los nuevos valores.

Por el temperamento de Fuego, son impacientes para atender la opinión de los demás, defecto que se transforma en determinados momentos en una arbitrariedad insoportable.

Por esta razón, los que poseen este signo tienen que aprender a controlar su temperamento apasionado, moderando su ambición personal, sobre todo cuando ya se vislumbra el triunfo, a fin de evitar que los compañeros le vuelvan la espalda.

Volver a Horóscopo chino