La personalidad del Agua

Los que llevan el signo de Agua son sociables y gratos en sus relaciones con los demás.

Saben evitar la arrogancia del Metal y procuran incluir sutilmente en la opinión de los demás. Flexibles y espontáneos, tienen un corazón lleno de compasión.

Son inteligentes y capaces de prever el desarrollo de los acontecimientos. Tienen mucha habilidad para estimular el entusiasmo y la abnegación de los demás en beneficio de sus propósitos.

Son tolerantes con la presencia de otros tipos humanos e ideas ajenas a su propia ideología, pero muestran particular persistencia en combatirlos si éstos llegan a obstaculizar su propio desarrollo.

Pocas veces luchan frontalmente contra los enemigos, pero no dejan de trabajar para ir Socavando la fortaleza física y espiritual de sus rivales, en un esfuerzo tenaz por eliminarlos.

Son conscientes en todo momento de con quiénes están y cuál es el tratamiento adecuado para impulsarlos a actuar en favor suyo, sin necesidad de causarles mucho sacrificio.

La fluidez que caracteriza el Agua les da un carácter cambiante en su personalidad. Uno de los defectos de este signo es la poca firmeza de su decisión y la falta de constancia en su comportamiento.

En sus relaciones con los demás, suelen tomar una actitud ambigua y neutral a fin de evitar enfrentamientos, de los que no están seguros de poder sostener. Por eso, los que llevan este signo deben tener más confianza en sí mismos e incrementar la firmeza de sus actuaciones para alcanzar con pleno éxito sus propósitos.

Volver a Horóscopo chino