La Cabra en el amor

CABRA Y RATA

Una pareja conflictiva. Los pocos puntos compatibles no les servirán para mantener la estabilidad de la unión. La mujer Rata se quejará de los caprichos y el despilfarro del hombre Cabra que le arruina los ahorros; y el hombre Cabra no tolera lo materialista y ambiciosa que es la mujer Rata. Se desafiarán, se pelearán y se despreciarán. No hablan el mismo lenguaje y su filosofía de vida está a siete mil leguas de distancia. Su convivencia es un desierto de cariño y amor auténtico.

CABRA Y BUEY

Una pareja que necesita concesiones mutuas. Es la unión entre un artista bohemio con una chica ordenada e inflexible. Hay mucho contraste en su concepción del mundo y su modo de ser. Están obligados a ser tolerantes con los caprichos y manías de la pareja. Si encuentran en el amor una solución de las contradicciones entre la inspiración y la metodología, los caprichos y la disciplina, el sentimentalismo y la racionalidad, podrán vivir en paz y con mucha ternura.

CABRA Y TIGRE

Una pareja de futuro incierto. La mujer Cabra es hogareña, tierna y sumisa. Requiere mucha comprensión y cariño. Sin embargo se siente desolada con el comportamiento soberbio e intempestivo del hombre Tigre. Están en constante discordia porque la fiera les destruye la tranquilidad de su vida con total arbitrariedad. La mujer Cabra es demasiado débil para controlar los soberbios desmanes del rey de la selva. El desenlace lógico sería la separación, a no ser que se controlen eficientemente y se esfuercen por una mayor comprensión y respeto.

CABRA Y CONEJO

Una pareja amorosa y feliz. La unión entre la Cabra y el Conejo es muy positiva, porque se complementan sus virtudes. El hombre Conejo es tierno, inteligente, mesurado y muy capacitado. Procura que la mujer Cabra desarrolle su talento artístico en las mejores condiciones. Cuando ésta se aflige, el hombre siempre levanta su ánimo con argumentos optimistas. Se admiran y se aprecian. Están estrechamente unidos por un sólido amor que les acompañará a lo largo de toda la vida.

CABRA Y DRAGÓN

Una pareja con posibilidad del éxito. No es una unión frecuente, pero es posible que convivan con mucho amor. Hay un encantamiento recíproco entre esta alianza de la ternura terrenal y la ambición celestial. Se atraen poderosamente por la magia del amor, pero la mujer Cabra es demasiado tímida para acompañar al hombre Dragón en sus planes aventureros. Si la mujer le deja plena libertad para sus andanzas, asumiendo los quehaceres domésticos, esta unión puede perdurar muchos años gracias al aprecio mutuo de las respectivas cualidades.

CABRA Y SERPIENTE

Una pareja nada idílica. Con un poco de esfuerzo, pueden tener una convivencia aceptable, porque de cualquier modo están unidos por los gustos comunes: la elegancia y la estética. Sin embargo, es una convivencia dura por falta de armonía y cariño. La mujer Serpiente es fría, desconfiada y egoísta, sin ninguna nuestra de calor humano o generosidad de mecenazgo. El hombre Cabra se las tiene que arreglar solo para la superación profesional. Menos mal que cuenta con la sabiduría y serenidad de la mujer Serpiente. Su vida afectiva está marcada por el hechizo momentáneo y una sexualidad inconsistente.

Sigue leyendo >>>