El Caballo y sus Ascendentes

La hora y el lugar de nacimiento influyen en nuestra personalidad. El denominado Ascendente se refiere al signo astrológico que asciende por el este en el momento de nuestro nacimiento. Cada animal del Zodiaco chino domina dos horas. Este hecho determina la influencia de un signo en la idiosincrasia de una persona.

CABALLO ASCENDENTE RATA

(de las 23 horas a la 1 de la madrugada):
Sin aminorarle la sociabilidad y la gracia, la Rata, que es ahorradora, le infunde cierta austeridad en el manejo del dinero, haciéndole prescindir de algunos gastos innecesarios. Inteligente, amistoso, dinámico, trabajador y perspicaz, el Caballo ascendente Rata tiene un hechizo irresistible.

CABALLO ASCENDENTE BUEY

(de la 1 a las 3 de la madrugada):
El Buey estabiliza su instinto errante y temperamental. Sigue siendo alegre, despreocupado, elegante y conversador, pero está apegado a sólidos principios morales y éticos. Es maduro, metódico y ordenado. Cuando se enamora de alguien es para toda la vida.

CABALLO ASCENDENTE TIGRE

(de las 3 a las 5 de la madrugada):
Con la osadía del Tigre, el Caballo nacido con estos astros es excepcionalmente intrépido. Desafía las tareas más arriesgadas con naturalidad. Es entusiasta, compasivo y desconfiado. Su vida emocional está marcada por una pasión imponente y poderosa.

CABALLO ASCENDENTE CONEJO

(de las 5 a las 7 de la mañana):
Con la asimilación de las virtudes del Conejo, el Caballo se convierte en un príncipe azul: culto, elegante, altivo, exquisito, vigoroso, pacífico, gallardo, valiente, sensual y refinado. Esta combinación ejerce un hechizo irresistible.

CABALLO ASCENDENTE DRAGÓN

(de las 7 a las 9 de la mañana):
Las ambiciones e ideales nobles del Dragón le enaltecen el espíritu y la ética, manteniéndolo lejos de los placeres mundanos. Se interesa por los problemas sociales y políticos. Le fascina la vida pública, a la cual dedica mucho tiempo. Rebelde, independiente y muy poco hogareño, este Caballo da un ejemplo desentonante de la característica general de la especie.

CABALLO ASCENDENTE SERPIENTE

(de las 9 a las 11 de la mañana):
La serenidad y sabiduría de la Serpiente se combina con la energía y el entusiasmo del Caballo, haciéndolo invencible en las conquistas más inverosímiles. Sus victoriosos galopes son avasalladores. La magia, el hechizo y el encanto lo convierten en un seductor infalible.

CABALLO ASCENDENTE CABALLO

(de las 11 de la mañana a la 1 del mediodía):
La unión de los dos signos equinos refuerza todas las cualidades y defectos de la especie hípica. Es altivo, elegante, sociable, fastuoso, engreído, brioso, seductor, honesto, inestable, caprichoso e inconstante.

CABALLO ASCENDENTE CABRA

(de la 1 a las 3 de la tarde):
La delicadeza y ternura de la Cabra suavizan considerablemente la bravura y la violencia impulsiva del Caballo. Tiene dotes artísticas y una fuerte dosis de sentimentalismo. A veces se pone melancólico durante los intervalos de sus sucesivas andanzas.

CABALLO ASCENDENTE MONO

(de las 3 a las 5 de la tarde):
Las atribuciones del Mono refuerzan la agilidad y la gracia del Caballo, aportándole además el ingenio, la inteligencia y la perspicacia. Tiene inmensas dotes intelectuales y un cuerpo de atleta. Pero es vanidoso y un poco engreído.
CABALLO ASCENDENTE GALLO (de las 5 a las 7 de la tarde):
La personalidad quisquillosa y peleadora del Gallo cambia su actitud despreocupada hacia la vida, enfocándola hacia los intereses materiales. Por otro lado, la ética y la eficiencia del Gallo le infunden más responsabilidad y mejor rendimiento en el trabajo.

CABALLO ASCENDENTE PERRO

(de las 7 a las 9 de la noche):
La incidencia del perro en la personalidad del caballo contribuye decididamente al carácter generoso, fiel, confia.-do y justiciero de este ser hípico. De mentalidad práctica, es lúcido, hipersensible, certero e impaciente.

CABALLO ASCENDENTE CERDO

(de las 9 a las 11 de la noche):
El Cerdo es colaborador, tolerante y realista, cualidades que se combinan con las propias del Caballo. De este modo, la gallardía y briosidad hípicas se refuerzan con la sensualidad del Cerdo. El resultado es un Caballo sincero, honesto, complaciente y seductor.

Volver a Horóscopo chino