El año del Tigre

El año del Tigre es un año explosivo, violento, devastado por guerras, pugnas y calamidades. Es un año en el que triunfa la audacia, la fuerza y el entusiasmo.

Alentado por el ardor del fuego y las energías del Yang, el comportamiento humano suele ser impulsivo, intrépido y rotundo, lo que fomenta un ambiente conflictivo y de cambios dramáticos.

La poca diplomacia que se emplea en este año crea frecuentemente situaciones límite, provocando a veces cambios vertiginosos en nuestras relaciones, en la sociedad o en el plano internacional.

En el año del Tigre la confianza entra en crisis, se desprecia la amistad y se empobrece la intelectualidad. En cambio, prolifera el uso de la fuerza, las aventuras y la posesión.

Se presentan coyunturas propicias para la especulación, la bolsa e inversiones arriesgadas con posibilidad de pingües beneficios. Al contrario de lo que se cree comúnmente, el comercio, la industria y algunos otros sectores de la economía pueden prosperar en este año.

Con la confluencia del poderío y las energías del Yang, lo recomendable es mantener la sangre fría, ser valiente y precavido.

Ésta es la única manera de salir adelante. La impulsividad, la vacilación y el miedo no traen más que resultados negativos y complicaciones desagradables. Es un año depurador, que elimina a los indecisos y enaltece a los valientes.

Volver a Horóscopo chino