John Wyclyff (1330-1384)

He aquí al hombre que se adelantó casi dos siglos a la Reforma protestante iniciada por Martín Lutero. Además, fue el promotor del movimiento herético denominado lolardismo, y el inspirador del movimiento husita, al haber influido notablemente sobre el teólogo checo Jan Hus. Entre sus muchas osadías heréticas cabe destacar la traducción al inglés que hizo de la Biblia Vulgata, su desprecio a la doctrina de la transubstanciación, su apoyo al parlamento inglés frente al poder temporal del Papa, a quien se atrevió a cuestionar, sus continuos rechazos a la servidumbre y la guerra, y sus muchas denuncias a las creencias y prácticas de la Iglesia, a la que creía corrupta por haberse alejado de la pobreza predicada por Cristo.
John Wycliff fue declarado hereje por primera vez el 22 de mayo de 1377, mediante varias bulas emitidas por el Papa Gregorio XI, y dos años antes de su muerte volvería a ser condenado por el arzobispo de Canterbury, quien además ordenó su expulsión de Oxford. Pero fue treinta años después de su muerte, en 1415, y durante el Concilio de Constanza, cuando sus doctrinas fueron declaradas oficialmente heréticas. En este mismo concilio se dispuso que los restos mortales de Wycliff fueran exhumados y quemados públicamente. Tal disposición se llevó a cabo en 1428.

Volver a Herejes