John Knock (1513-1572)

Reformador religioso, fundador de la Iglesia de Escocia, de raigambre calvinista, aunque Knox se acabaría alejando de Calvino para acogerse al credo protestante presbiteriano, más cercano a la idea de los Elegidos, que él predicó entre el campesinado. A lo largo de su vida fue católico, anglicano, calvinista y presbiteriano. Como se comprenderá, tan camaleónico personaje estaba destinado a crear su propia Iglesia.
Tras la subida al trono, en 1553, de la católica María Tudor, más conocida como Bloody Mary por su implacable persecución de herejes, quien sería espanto de Felipe II, John Knox fue perseguido bajo la acusación de herejía. Para salvar la vida huyó a Genova, y a su regreso escribió una obra que en el actualidad haría las delicias de las feministas más combativas, titulada El primer toque de trompeta contra el régimen monstruoso de las mujeres.

Volver a Herejes

Artículos relacionados