Johannes Eckhart (1260-1327)

Filósofo, predicador y místico alemán, hoy está considerado como el iniciador del movimiento místico en Alemania, y como pilar básico sobre el que se construyó la filosofía moderna. Es más conocido por el sobrenombre de Meister Eckhart o Maestro Eckhart. Realizó sus estudios es Estrasburgo, Colonia y París, ciudad en la que practicó la docencia y desarrolló la mayor parte de su labor como predicador, tras entrar en la orden de los dominicos. Su filosofía reanuda la tradición neoplatónica, pero acoge a su vez la teología de Dionisio Areopagita y de Juan Escoto Eurígena, lo que le llevó a defender la autonomía de la fe y a negarle a la razón la posibilidad de una concepción positiva de Dios, no porque no lo sea, sino porque le es imposible al hombre concebirlo. Según Eckhart, no es tanto a un Dios externo al que debe tender el hombre, sino a su propia interioridad, a una búsqueda de encuentro con el Dios que mora en el interior de cada ser humano. A partir de 1320, sus ideas serán puestas en entredicho, discutidas y posteriormente declaradas heréticas. Eckhart, como tantos pensadores católicos, se defendió de las acusaciones y apeló al Papa, invitándolo a la especulación teológica, pero no tuvo la ocasión de poder discutir con el pontífice sus postulados. Murió en 1327. Dos años más tarde, el Papa Juan XXII condenó como heréticas veintiocho proposiciones contenidas en sus obras, precisamente aquellas que anuncian ya lo que dos siglos más tarde defenderá el protestantismo, entre ellas las siguientes: la fe como asunto interno e individual, el carácter secundario de los ritos, las diversas interpretaciones que se pueden hacer de las obras bíblicas, lo relativo de los valores humanos y la oposición a admitir, sin cuestionarla, la función mediadora de la Iglesia.

Volver a Herejes