Gilles de Rais (1400-1440)

Noble francés, nacido en el castillo de Machecoul y muerto en la ciudad de Nantes. Fue uno de los hombres más poderosos de su tiempo, dueño de una inmensa fortuna y mariscal de Francia con tan sólo veinticuatro años, récord insólito que debió a sus riquezas y a las buenas relaciones que mantuvo en la corte de Carlos VII durante sus treinta primeros años de vida. Fue también un héroe militar, compañero de armas de Juana de Arco antes de que ésta cayera en desgracia.
Y sin embargo, Gilles de Rais ha pasado a la historia como uno de los hombres más sanguinarios y corruptos de todos los tiempos, un alma envilecida por su propia abyección, hasta el punto de haber inspirado a uno de los personajes de cuentos más temidos del público infantil, el Barbazul de Perrault.
No se conocen las causas del cambio operado en el personaje, pero a partir de 1430 abandonó la corte y se instaló en el castillo señorial de Machecoul, donde se entregó a toda clase de aberraciones satánicas, despilfarrando su fortuna en extravagancias caprichosas. Muy pronto comenzaron a desaparecer los niños de la zona, a los que violaba y asesinaba. Las autoridades dieron la voz de alarma y el rey Carlos VII ordenó abrir una investigación. El 13 de septiembre de 1440, Gilles de Rais fue detenido por los soldados del rey. Una semana después fue juzgado bajo los cargos de satanismo, sodomía, herejía y asesinato de más de doscientos niños. No confesó tras ser sometido a tormento, pero sí lo hizo bajo la pena de excomunión. La víspera de su ejecución pidió perdón por todos sus crímenes. El 26 de octubre fue conducido hasta Nantes, donde fue ahorcado y su cuerpo arrojado a la hoguera.

Volver a Herejes