Hechizo para evitar un embargo

El embargo es una medida decretada por un juez que tiene por objeto hacer que el acreedor reciba la totalidad o una parte del dinero que se le adeuda. Por lo general, tanto este como el acreedor evitan llegar hasta este punto ya que la venta de los artículos embargados no siempre cubre la deuda total y todo el procedimiento es largo y tedioso. El objetivo de este hechizo es evitar un embargo. El ritual deberá ser efectuado por el deudor, preferiblemente por la noche.
Todo acreedor tiene el derecho de presentarse ante los tribunales competentes para reclamar judicialmente el pago de las deudas. Si el deudor no tiene dinero para hacer frente a los compromisos contraídos, el juez puede decretar el embargo de sus bienes para que, con el acreedor reciba lo que se le adeuda del dinero conseguido con su venta.
Para efectuar esta medida, se presentan en el domicilio o en el negocio del deudor los tasadores, que son quienes van a determinar el precio básico que se puede solicitar por sus pertenencias. Por lo general, como son bienes usados, de segunda mano, este precio suele ser muy bajo lo cual significa una pérdida importante para el deudor.
Los embargos también se emplean para restituir a los vendedores aquellos artículos costosos que no han sido pagados por el cliente (un coche, maquinaria industrial, motocicletas, etc.).
Este hechizo se realiza con el fin de evitar un embargo; ya sea mediante la refinanciación de la deuda o consiguiendo el dinero necesario para saldarla. Deberá realizarlo el deudor, en cualquier día de la semana y por la noche.
ELEMENTOS NECESARIOS
Dos folios – Lápiz o bolígrafo – Un puñado de sal gorda – Siete hojas de ruda – Una vela amarilla y otra marrón – Un limón, lo más verde posible – Una varilla de incienso de sándalo – Una cinta amarilla – Una caja de madera, con tapa (puede ser una de las clásicas cajas de puros) – Una piedra negra y otra blanca, del tamaño de una nuez pequeña – Una rama de canela – Un vasito de aguardiente – Tijeras – Un cuchillo.
RITUAL
• Encender la vela marrón con cerillas.
• Escribir en un folio la lista de todos los bienes que puedan ser embargados, procurando que ocupe el menor espacio posible.
• Finalizada la lista, recortar el papel sobrante.
• Practicar con el cuchillo un agujero de 2 cm de diámetro en la parte superior del limón.
• Enrollar la lista que se ha escrito y meterla dentro del limón, diciendo: «No conseguirás lo que obtuve con mi esfuerzo».
• Tapar el limón con la piedra negra y apagar la vela marrón.
• Encender la vela amarilla y el incienso de sándalo.
• Hacer la misma lista en el otro folio y enrollarla de modo que guarde en su interior la rama de canela. Si por su longitud no cupiera en la caja de madera, volverla a desplegar y recortar el papel sobrante.
• Una vez que se ha guardado la lista en la caja, echar sobre ella las siete hojas de ruda.
• Poner en la caja la piedra blanca diciendo: «Conjuro a los poderes de la Tierra para que me ayuden a saldar mis deudas».
• Verter sobre el papel el aguardiente al tiempo que se dice: «Conjuro a los poderes del Fuego para que nadie me quite lo que es mío».
• Atar la caja con cinta amarilla.
• Enterrar el limón (puede ser en un tiesto) y guardar la caja en un rincón donde nadie la toque.

Volver a Hechizos para los negocios

 

Hechizos y brujerías

hechizo para que no me cobren una deuda, como hacer una brujeria para salir de los embargos, hechizo para que no me cobren, hechizos para que no me cobren una deuda, magia para q no embarguen mi casa, Oracion o ritual para q no nos quiten la casa en renta, oracion para evitar un embargo, ritual para evitar que me embarguen por una deuda que no es mía