Para la salud de los ancianos

Durante siete días y a primeras horas de la mañana, encienda una vela de color rojo, símbolo del amor, la fuerza, el vigor y la salud. Aguarde a estar relajado, luego enuncie en voz alta esta plegaria, concentrándose al pronunciar cada una de sus palabras. Repítala tres veces cada vez. Después apague la vela y guárdela, ya que podrá volver a usarla en los días sucesivos.

Oración

Jesús, hijo de María Virgen.
Tú eres el autor de la vida,
en tus manos está la salud
y la vida del hombre hombre:
acepta mi humilde plegaria.
Sé que la enfermedad purifica.
y templa el alma,
te la ofrezco humildemente.
En los días de tu vida sobre la tierra,
diste la salud a muchos enfermos,
que te invocaron con fe y confianza.
Alentado por tu misericordia
para con los que sufren,
te pido que sanes la enfermedad de mis mayores,
cures su debilidad,
y les concedas salvación.
Para que siendo testigo
una vez más de tu bondad,
te sirva, yo en adelante
con más fidelidad y confianza.
Por favor, intercede por nuestros ancianos.
Amén.

Hechizos para la salud

Artículos relacionados