Aceite de Enebro para la otitis

Llenaremos un frasco de cristal que disponga de cierre hermético con una tercera parte de bayas de enebro. Vaciaremos las bayas en el interior de nuestro caldero y las machacaremos muy suavemente con una mano de mortero de madera.
Colaremos el jugo con un paño fino y lo exprimiremos muy bien a fin de que suelte toda la parte líquida.
Devolveremos el jugo al recipiente de cristal y lo terminaremos de llenar con aceite de oliva virgen.
Tras cerrar el frasco lo pondremos al baño maría durante dos horas a fuego muy lento. Lo traspasaremos a un frasco esterilizado que tenga cuentagotas y, cuando tengamos otitis, nos aplicaremos una gota de aceite tibio de enebro en cada oído.
Nota:
El enebro (Juniperus communis) tiene las bayas del tamaño de guisantes, de tonalidad pardo-violáceo, que contienen una sustancia amarga llamada juniperina y que suelen recolectarse manualmente a finales de verano.
El enebro es uno de los ingredientes principales en la elaboración del licor conocido como ginebra.

Volver a Hechizos para la salud