Hechizo para superar con éxito una entrevista de trabajo

En las entrevistas de trabajo, más que valorar los conocimientos que ya se conocen por haberse recibido un currículo, lo que más se observan son las características personales del candidato. La buena presencia, la simpatía y la seriedad son las armas que pueden conquistar a un entrevistador.
El hechizo que aquí se explica tiene por objeto salir airoso de una entrevista de trabajo. Deberá llevarlo a cabo el interesado.
Cuando una empresa decide conceder una entrevista de trabajo después de haber leído el currículo del postulante es señal de que los datos que con él se han aportado han resultado convincentes; por lo tanto, mientras la entrevista sea celebrada, lo más importante no es señalar los méritos académicos porque, supuestamente, son conocidos por el entrevistador sino desplegar al máximo la capacidad de cautivarle.
El atuendo que se lleve a la cita puede ser determinante; hasta tanto no conocer la empresa, conviene vestir de modo formal y poco llamativo: la ropa debe estar impecablemente limpia y el maquillaje debe ser discreto.
Demostrar un exceso de seguridad no siempre es positivo ya que habitualmente los empleadores buscan personas que sepan adaptarse a sus normas y a su modo de hacer las cosas; quieren personas hábiles y capaces pero, también, dóciles. La naturalidad y sinceridad en las respuestas suele ser una baza a favor; es importante pensar que, cuanto más cómodo se sienta el entrevistador, mejor le caerá el postulante al puesto.
Una persona despierta, sin duda querrá saber algunos detalles acerca de la compañía en la que posiblemente trabaje, como podría ser el número de personas que prestan en ella sus servicios, su antigüedad, el tipo de productos que vende, etc. Estas preguntas pueden causar una excelente impresión en la persona que se encargue de hacer la selección de personal ya que demuestra que el interesado está atento a los detalles y se preocupa por conocer su entorno.
El hechizo que se explica a continuación sirve para superar una entrevista de trabajo, para causar una excelente impresión en quien realice la selección. Deberá iniciarse en un día en que la Luna esté llena o en cuarto creciente y continuarlo durante dos días más.
ELEMENTOS NECESARIOS
Un cristal de cuarzo amatista – Un puñado de sal gorda – Un vaso de agua – Un vaso de alcohol – Un paño azul de 10 x 10 cm y otro amarillo, del mismo tamaño – Tres velas azules y tres amarillas – Una cinta amarilla.
RITUAL
• Poner el cristal de cuarzo dentro de un vaso con alcohol, diciendo: «Que el poder del Fuego actúe sobre mi voluntad».
• Encender a su izquierda la vela azul y, a su derecha, la vela amarilla. Cuando las velas se hayan consumido, dejar el vaso con el cuarzo toda la noche al aire libre (por ejemplo, en el alféizar de una ventana).
• Al día siguiente y más o menos a la misma hora, echar un puñado de sal dentro de un vaso de agua y removerlo bien.
• Sacar el cuarzo del vaso y ponerlo dentro del que tiene el agua diciendo: «Que el poder del Agua me confiera encanto y simpatía». Encender nuevamente dos velas (una azul a la izquierda y otra amarilla a la derecha del vaso). Cuando se hayan consumido, poner este al aire libre.
• Al tercer día encender una vela azul y otra amarilla y confeccionar un saquito con el trozo de tela azul.
• Sacar el cuarzo del agua con sal y, sin secarlo, envolverlo en el trozo de tela amarilla.
• Guardarlo dentro del saquito que se ha confeccionado y luego, cerrarlo con una costura.
• Coser la cinta al saquito que contiene el cuarzo y llevar este a la entrevista de trabajo colgado al cuello (también se puede llevar dentro de un bolsillo).

Volver a Hechizos para el trabajo

 

Hechizos y brujerías

ritual para pasar una entrevista de trabajo, ritual para una entrevista de trabajo, ritual para entrevista de trabajo, hechizos para superar una entrevista de trabajo