Hechizo para satisfacer a un jefe exigente

La ventaja de trabajar con un jefe exigente es que debemos esforzarnos al máximo, dando lo mejor de nosotros mismos; de este modo, adquirimos una valiosa experiencia y conocimiento de nuestro oficio. Sin embargo, si además de exigir el jefe no sabe valorar nuestro trabajo y nunca está conforme con lo que hacemos, nos creará un desagradable sentimiento de impotencia y frustración que nos llevará a la total desmotivación. Este ritual se realiza con el fin de conseguir que un jefe, por exigente que sea, reconozca nuestra labor.
El hecho de que un jefe sea exigente con sus empleados no es necesariamente un factor negativo ya que, con su actitud, impulsa el crecimiento profesional de quienes están bajo su cargo. Sin embargo, cuando un jefe no sabe reconocer los méritos de quienes trabajan en su departamento, se produce el descontento, la desmotivación y el bajo rendimiento de los trabajadores.
Hay jefes que no parecen estar nunca conformes, que exigen cada día más y más siendo incapaces de valorar cualquier esfuerzo. Creen que con esta actitud, o con las amenazas de sanciones o despidos, van a conseguir aumentar la productividad de sus empleados y contentar con ello a sus superiores.
Si bien este tipo de conductas pueden dar resultados en los que acaban de entrar en la empresa, no resultan efectivas a largo plazo porque los empleados se cansan, viven la situación como injusta y terminan perdiéndole todo el respeto.
Este ritual tiene por objeto hacer que un jefe exigente se sienta satisfecho con el trabajo que se le presenta. Antes de realizarlo conviene hacer un examen de conciencia que indique si, realmente, se está haciendo todo lo posible para realizar el trabajo con la mayor eficacia posible. Deberá ser efectuado en día sábado.
ELEMENTOS NECESARIOS
Una pila – 15 o 20 argollas plateadas de diámetro superior al de la pila – Una trozo de cinta roja y otro de cinta amarilla, de unos 15 cm de longitud – Una vara de incienso de sándalo – Un folio y un lápiz – Un clavo – Un paquete de sal gorda – Una vela marrón.
RITUAL
• Encender la vela y el incienso con cerillas.
• Pasar las argollas por la pila, de modo que esta quede totalmente cubierta (la cantidad dependerá del tamaño de la pila).
• Pasar entre la pila y las argollas, los dos trozos de cinta y atarlos de manera que las argollas queden unidas.
• Escribir en un papel el nombre del jefe y el de la empresa.
• Envolver el clavo en el papel que se ha escrito (recortar lo que sobre) y encajarlo entre las argollas y la pila.
• Dejarlo dos noches al sereno y el lunes, cuando se vaya
a trabajar, llevar el clavo y dejarlo en el despacho del jefe o cerca de su asiento diciendo interiormente: «Aquí tienes toda mi energía; con ella te conformarás».

Volver a Hechizos para el trabajo

 

Hechizos y brujerías

hechizos para calmar a mi jefe, ritualez en el trabajo con tu jefa, oracion para que tu jefe no te trate mal, amuleto para llevarme bien con mi jefe, ritual para que tu jefe te trate bien, ritual para dominar en el trabajo, ritual para caerle bien a tu jefe, oracion para yevarla bien con los jefes, oracion para que mi jefe no me regañe, oracion para acontentar a mi jefe x un mal entendido, oracio ara endulsar al jefe, hechizo para que tu jefe te valore, hechizo para que mi jefe confie en mi, hechicería para calmar a ub je fe, como tranquilizar a un jege, como poner a mi jefe a mis pies, como neutralizar a aun jefe hechizos, unritual para mi jefe de trabajo