Prólogo del éxito

Si usted trabaja, si está llevando adelante un proyecto, o está a la espera de que una inversión comience a dar sus frutos, debe programarse en positivo, para que sus esfuerzos no sean en vano.
Es decir, que debe concebir el éxito en su mente, para que luego éste se concrete en la vida real.
De este concepto nace el prólogo del éxito.
Es una forma de instalarlo, aún antes de que llegue. Repita a viva voz, cada vez que se encuentre llevando a cabo un plan de acción para poner en marcha sus proyectos:

Yo soy el radiante vencedor, hijo de Dios. Toda la sabiduría y todo el amor del Supremo, dirigen los destinos de mi cuerpo y de mi alma. Tengo éxito en todo lo que emprendo.

Repítalo mentalmente varias veces por día.

Volver a Las llaves de la abundancia

Artículos relacionados