Las llaves de la abundancia

Las llaves de la abundancia para atraer la riqueza del universo

hechizosLa prosperidad material es el fruto de nuestra disposición espiritual y mental para gozar de ella. Concédase la oportunidad de lograrla, conociendo las claves de acceso al bienestar económico.
Con frecuencia, las personas sufren dificultades con el dinero porque, a pesar de que lo necesitan y se esfuerzan por conseguirlo, íntimamente creen que no lo merecen. La falta de estima hacia uno mismo está directamente ligada con la falta de dinero. Si no tenemos amor hacia nosotros, lógicamente pensamos que no somos dignos de poseer dinero. ¿Por qué? Porque el dinero nos facilita estudiar aquello que nos interesa, comprarnos la ropa que nos hace lucir mejor, concretar los viajes que tenemos en mente… la lista de posibilidades es infinita.
El primer paso para conectarnos con el bienestar material consiste, sin duda, en aumentar nuestra estima y saber que merecemos tener todo aquello que necesitamos. Pero eso no es todo. También es necesario poner en marcha un procedimiento concreto que nos conecte con la satisfacción de nuestra necesidad. Porque nadie nace con “buena” o “mala” suerte. Todos los éxitos y los fracasos en la vida los fabricamos a través de nuestras actitudes y nuestros pensamientos. Somos víctimas de nuestras creencias negativas, así como somos artífices de nuestros propios triunfos cuando estamos predispuestos a lograrlos.
A continuación presentamos Las Doce Llaves de la Abundancia, las claves que le permitirán alcanzar todas sus metas, desterrar las privaciones de su vida y acceder a toda la prosperidad que se merece.
Transmutación alquímica del deseo
La bendición del dinero
Decreto de la afluencia
Proclama de la abundancia
Fabrique su caja fuerte
Prólogo del éxito
Conciencia de la prosperidad
Visualización anti carencias
Agradecimiento
Multiplicación de los ahorros
El Guía del Tesoro
Adiós al pasado

Artículos relacionados

 


Hechizos y brujerías

las doce llaves de la abundancia

2 thoughts on “Las llaves de la abundancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *