Hostia del amor para la unión eterna

hechizos para el amor
Era costumbre entre los romanos celebrar una vez al año la comunión de los cuerpos de los enamorados. El festejo se realizaba el primer sábado de abril bajo el auspicio de Venus, la protectora del matrimonio.

La noche del viernes, previo a la ceremonia, las esposas preparaban la hostia del amor, un pastel cocido de una forma muy particular. El ritual propiciaba la identificación absoluta de los cuerpos.

Así se garantizaba la unión eterna de la pareja y se alejaba para siempre la amenaza de la infidelidad. Si desean reafirmar el vínculo amoroso por siempre y para siempre, cumplan con este ritual del siguiente modo:
• La noche del viernes, la mujer deberá preparar una mezcla con medio paquete de mantequilla, media taza de azúcar y un huevo. Una vez que estos ingredientes queden amalgamados, se deberá añadir una taza y media de harina de trigo y media taza de licor de peras.
• Eche la mezcla en un molde de barro, previamente enmantecado y diga en voz alta:

El amor que existe entre…..(nombre de los enamorados)
deberá consumarse por siempre;
es el deseo de quien esto pide,
con amor, alegría y devoción.

• Ponga a hornear el pastel que a preparado a fuego lento. Cuando esté listo, retírelo del horno, déjelo entibiar, desmóldelo y envuélvalo con papel plateado.
• Luego, recuéstese boca abajo y coloque el envoltorio sobre su espalda a la altura de la cintura. Sentirá que su cuerpo irradia calor. Quédese el tiempo que pueda en esta posición.
• Retire el envoltorio y déjelo reposar toda la noche junto a una vela blanca encendida.
• La noche del sábado se oficiará la comunión. Los amantes consumarán la unión eterna una vez que prueben la hostia del amor.

Volver a Hechizos para el Amor