Hechizo para conservar al ser amado

amarres efectivos

Ingredientes

5 velas rosadas.
Un pedacito de prenda íntima usada por la persona que deseamos retener a nuestro lado.
Una fotografía en la que aparezcamos ambos.
Una cinta rosa.
Una pequeña joya que la persona interesada en retener el amor habrá llevado tocando la piel un mínimo de 28 días.
10 gotas de esencia de jazmín.
1/4 de litro de agua de rosas.
Una bolsita de seda de color rosado.
Una botellita.

Preparación

Esperaremos a que sea viernes con Luna llena y a las doce de la noche encenderemos las cinco velas. Tomaremos entre las manos el pedacito de prenda íntima y la iremos deshilando y rompiendo en pequeños trozos a la vez que decimos estas palabras:

«Tal y como desmenuzo esta tela que ha tocado tu piel, pulverizo tu resistencia y rompo tus miedos».

Tomaremos la fotografía y la pasaremos lentamente dorso y reverso por la llama de cada una de las cinco velas mientras decimos:

«Que el fuego que calienta este papel traspase los límites de lo físico y caldee nuestros cuerpos. Que no encontremos calor el uno sin el otro y que el ardor de la pasión abrase nuestros corazones».

Acto seguido ocultaremos las figuras que aparecen en la fotografía cubriéndola completamente con las lágrimas de las cinco velas. Escribiremos en la cinta rosa el nombre de ambos y ataremos, con ayuda de la misma, la joya a la fotografía de manera que quede hecha un paquete sólido. Depositaremos la fotografía atada junto con la joya en el interior de un recipiente y lo cubriremos todo con el agua de rosas y las 10 gotas de esencia de jazmín. Derramaremos en el interior del recipiente una gota de cera de cada una de las velas y levantando el recipiente hacia el cielo diremos:

«Energía sagrada del amor, tú que eres capaz de mover montañas, penetra en el corazón de (decir el nombre) y únelo al mío. Que nunca se marchite la flor de la ilusión. Que la decepción no bañe nuestras almas, que el amor, renovado día a día reine.
Si está en mi camino, ¡que así sea!»

Tras realizar la señal de la cruz en el aire, dejaremos el caldero centrado en medio de las cinco velas. Cuando éstas se hayan consumido por completo, uniremos sus restos de cera al interior del caldero y, desmenuzando todo el contenido con las manos hasta lograr que prácticamente la fotografía quede deshecha y la cera muy suelta, colaremos y separaremos la parte líquida de la sólida.
La sólida la dejaremos 9 días a la intemperie, es decir, recibiendo los rayos del sol y de la luna. Transcurrido este tiempo lo depositaremos todo, salvo la joya que deberemos llevar nuevamente tocando la piel, en el interior de la bolsa de seda. El líquido lo traspasaremos con sumo cuidado a una botellita y, mañana y noche, nos perfumaremos con él en la base de la nuca, el centro del plexo solar, el ombligo y la planta de ambos pies.
Nota:
Si no disponemos de la prenda íntima, cogeremos un pedazo de tela blanca y con tinta roja escribiremos el nombre completo y la fecha de nacimiento de la persona deseada. Debemos tener cuidado de que en la fotografía sólo aparezca la pareja, si hay otros individuos acompañándola deberemos recortarlos con los dedos, nunca con tijeras, y después desecharemos los trozos.

Volver a Hechizos para el Amor

Artículos relacionados