Magia de protección proyectada hacia una persona querida

Crearemos un pequeño altar sobre una mesa que cubriremos con un paño blanco y en su centro pondremos un vaso lleno de agua de coco fresco en el que habremos introducido un pequeño cuarzo.

A su derecha, una vela también blanca y a su izquierda nuestro caldero con un poco de miel.

Prenderemos la vela, tomaremos la fotografía con ambas manos y, mientras efectuamos en voz alta la petición, sumergiremos la foto en el interior de vaso. Seguidamente, derramaremos cuatro gotas de miel, formando una cruz sobre el agua.

Cuando la vela se haya consumido, depositaremos los restos de cera en el interior del vaso. Cubriremos todo el conjunto con el paño y lo dejaremos reposar 24 horas.

Transcurrido este tiempo, pondremos el cuarzo y lo que quede de la fotografía bien escurrida en una bolsa blanca y la regalaremos, como amuleto, a la persona a proteger.

Volver a Hechizos de protección

Artículos relacionados