Hechizos con espejos para neutralizar trabajos

El objetivo de este Hechizo es cargar al espejo de fuerza refractaria para que actúe como un escudo que rechace y desvíe hacia otra dirección cualquier envío esotérico (maleficios, amarres, hechizos, conjuros, etc.).
Saque brillo a un espejo mediano con forma ovalada.
Sobre el lado opaco escriba el siguiente texto:

¡Del derecho o del revés, ven, rebota y sal de aquí otra vez!

Espere a que la luna esté en fase creciente, salga al aire libre y, bajo su luz, dibuje sobre el suelo un círculo.
Coloque en el centro el espejo con la superficie brillante hacia arriba.
Recite este contrahechizo:

Luna que refractas al Sol, Espejo que desvías el Mal, devuelvan a la fuente sus reflejos, que el hechizo vuelva a su dueño.

Deje el espejo toda la noche cargándose con la energía lunar refractaria.
Al día siguiente su espejo estará listo para actuar como protector repelente de cualquier trabajo que le puedan dirigir.
Cuélguelo en su habitación o en la puerta de su casa. Puede hacer una recarga periódica para reforzar el efecto.
Una variante de este método es utilizar un espejo muy pequeño que se pueda colgar de una cadena y llevarlo como dije-amuleto.
Proceda de igual modo para cargarlo pero, como no tendrá lugar para escribir sobre el reverso del espejito, ponga debajo de él un papel con el texto ya indicado mirando hacia abajo.

Hechizos con espejos