Como detectar focos de negatividad

Hay muchas maneras en las que se puede influir negativamente sobre la vida de otras personas.
Los magos negros trabajan generalmente con una foto de quien desean embrujar y siempre lo hacen a pedido de alguien que los contrata por determinada suma de dinero. Si no es posible obtener una fotografía, piden una prenda de ropa interior o algún objeto que la persona lleve siempre consigo. Por esto, cuando se tiene la sospecha de que existe un trabajo de magia negra, la pérdida de algún objeto muy personal puede ser la confirmación.
Una vez que tienen en su poder la foto o el objeto, lo más probable es que usen velas negras o de colores que desarmonicen el aura de la víctima para causarle daño. Por otro lado, existen velas con formas diversas que se usan de forma negativa. Las velas para unir parejas, por ejemplo, tienen la forma de dos personas tomadas de la mano, como los muñecos de torta de casamiento. Cuando se usa con malas intenciones, esta vela se pinta de negro y se raspa en la unión para que las figuras se separen rápidamente. Para otro tipo de trabajos, se acostumbra a quemar las velas desde la base para que provoquen el efecto adverso sobre la persona. En las velas se grava el nombre de la persona, pero escrito al revés, es decir, comenzando por la última letra.
Otra forma maligna de hacer magia consiste en clavar alfileres en las zonas donde se quiere causar una enfermedad. Esta es una técnica que tiene su origen en los rituales vudú. No solamente se clavan alfileres en la fotografía de la persona, sino que también se trabaja con muñecos que la representan. Para esto, la persona que encarga el sortilegio debe conseguir alguna prenda íntima, para fabricar la ropa del muñeco y, en lo posible, un mechón de pelo de quien desea embrujar.
Por último, mencionaremos una de las técnicas de magia negra más devastadora: el contacto con muertos no iluminados. Se trata de seres que no se han elevado y prestan su energía inmaterial y negativa para los fines de los magos negros que saben invocarlos. Se los invoca en ceremonias individuales o grupales en las que la figura central es Satanás. Con la ayuda de estos espíritus malignos, el mago negro es capaz de lograr trabajos muy difíciles de deshacer. Hay que aclarar que en los casos de posesión, estos espíritus no actúan por intermedio de nadie, sino que se introducen en el cuerpo de las personas por su propia voluntad.

Volver a Cómo alejarse del mal