Retrato de una mujer Géminis

signo geminis

Lauryn Hill, nativa de Géminis

El aspecto de la mujer Géminis es muy vivaz. Sus ojos son chispeantes y expresivos; su cara, normalmente triangular; su boca, fina y su sonrisa, luminosa y amistosa. Incluso, aunque no sea particularmente bella, resulta muy atractiva con su expresión audaz, picara y jovial. Y como para ella es fundamental cambiar, suele poseer un ropero de lo más variopinto. Normalmente viste en tonos alegres -incluso chillones-, en una línea corta y atrevida, y utiliza complementos de lo más dispar.
Lo que está claro es que esta mujer no se ajusta al patrón de sumisión y femineidad que se suele adjudicar a las mujeres. La nativa Géminis desea participar activamente en todo aquello que despierta su interés, llevar una vida profesional como la de los hombres y alimentar su ávido intelecto con todo lo que caiga en sus manos. Y lo cierto es que, laboralmente, su competitividad no tiene parangón.
Afectivamente resulta fría e incluso un poquitín despiadada. La verdad es que a la mujer Géminis le cuesta demostrar su cariño y mostrar fidelidad. Esta nativa prefiere el picoteo, las relaciones superflúas, la diversión y todo lo que lleve un soplo de aire fresco a su vida. Para ella, el amor es sinónimo de diversión y entretenimiento, nada de compromiso, ni de obligaciones.
A la hora de enamorarse, esta mujer busca un compañero mental, esto es, alguien con quien compartir y comentar las experiencias de cada día, más que un amante. Y eso no es todo, porque, en el fondo, espera de su pareja un firme apoyo y la seguridad emocional de la que ella carece. Y, aunque la nativa Géminis tiene pavor a sentirse atada, cuando forma un hogar, lo impregna de alegría y de constantes novedades y estímulos.

Volver a Géminis
Volver a Signos de Zodíaco

Artículos relacionados