Los excesos que pierden al nativo de Géminis

signo geminis

Isabella Rosellini, nativa de Géminis

Por más que estas personas le den a la lengua no habrá riesgo de que se les dañe la voz. Los que sí notan los excesos de Géminis son los pulmones y los bronquios. Hay nativos de este signo que para vencer el frío de una noche invernal, podrían no parar de hablar hasta que por fin llegue su autobús, y claro, el aparato respiratorio será el primer perjudicado.
La excitación parece ser la droga por excelencia de Géminis. Todo lo que signifique estímulo y novedad resultará válido para consumir. No es raro que su sistema nervioso se vea afectado generando desarreglos intestinales o problemas a nivel locomotor.
Como no es posible mantenerse siempre en la cresta de la ola, las caídas de ánimo suelen afectar antes o después a estos nativos. Los pensamientos negativos pueden hacer estragos cuando dan con una mente tan poderosa como esta. Hay una tendencia mórbida autodestructiva en Géminis que debe ser parada a tiempo.
Según parece, no hay nada en esta vida que no pueda solucionarse con un poco de maña y paciencia. Géminis se ve muchas veces enredado en tareas y ocupaciones que lo superan. No es extraño que en tales circunstancias los accidentes en las manos y los brazos obliguen a parar por una temporada a este nativo.

Volver a Géminis
Volver a Signos de Zodíaco