La amistad de los Géminis

signo geminis

Bob Hope, nativo de Géminis

Realmente pocos signos valoran la amistad tanto como Geminis. Puede que sea por la necesidad de sentirse acompañado o bien por la insaciable necesidad de información y de conocimiento de la naturaleza humana, lo que hace de Géminis un estupendo amigo. Ciertamente, a la hora de demostrar su amistad, el nativo de este signo es franco, directo y decidido. Raro será que un Géminis rehuya a echar una mano a un amigo en caso de verdadera necesidad.
La mente despierta de este nativo es un portento a la hora de estudiar y comprender el psiquismo de los demás. Jamás un Géminis cometerá el error de combinar amistades que resulten incompatibles entre sí o fallará a la hora de elegir el ambiente en el que quedar. No es que sea un gran perfeccionista, en realidad suele prescindir de los detalles, pero lo que no permitirá nunca es que una tontería interfiera entre él y sus amistades.
La curiosidad natural de este signo le lleva a veces a entrometerse donde no le llaman. Es más, su falta de control sobre su verborrea le lleva a contar las confidencias más íntimas sin apenas darse cuenta de lo que está haciendo. Un Géminis debe de comprender que otras personas se sientan dolidas con él por actuar de este modo. Una vez más, Géminis cae víctima de su propio desdoblamiento y es capaz de ser un amigo íntimo para horas después dar pie a la detracción de quien creyó ser su mejor amigo.
En grupo, Géminis es siempre un gran agitador. A este nativo le aterra la monotonía, quiere a toda costa que ocurra algo, que se produzca cualquier tipo de acontecimiento que centralice la atención de todos. La forma de reaccionar de los demás, las personas que más se implican y el posible desenlace, satisface a la perfección la insaciable curiosidad del signo. Muchas veces, incluso, un Géminis poco elevado puede resultar de lo más ácido o corrosivo para las personas de mayor sensibilidad y de más noble e inocente corazón que él.
Los amigos predilectos para este signo suelen pertenecer a signos de gran nobleza y franqueza. A Géminis le gusta la gente directa, abierta y sin complejos. La verdad es que le encanta manejar desde un segundo plano a los demás. No es que utilice a las personas en su propio beneficio, pero sí que tiene una muy especial manera de reafirmarse y de entretenerse de forma elegante a costa de los demás. Pero, lo mejor que tiene este peculiar signo es su gran predisposición a jugar, a que se mueva la energía e incluso a pasar por el papel de víctima de sus propias estratagemas. La gracia con que se toma las relaciones personales más estrechas es uno de los mayores tesoros con que cuentan los nacidos bajo el signo de los Gemelos.

Volver a Géminis
Volver a Signos de Zodíaco

Artículos relacionados