La adaptación de Géminis al mundo profesional

signo geminis

Prince, nativo de Géminis

Pocos signos son capaces de aprender de forma tan rápida como Geminis. La predisposición natural que muestra este nativo ante el aprendizaje sorprende a propios y a extraños. Un Géminis que se precie apenas tendrá que presenciar dos veces una tarea para saber cómo llevarla a cabo. Su técnica reside siempre en el modelo del ensayo y del error, lo que no tiene por qué dejar a un lado la teoría. El conocimiento para Géminis siempre es bien recibido, pero eso sí, a la hora de trabajar y aprender a hacer algo sabe que nada hay mejor en esta vida que la práctica y la experiencia.
Por otra parte, el nativo de este signo mantiene a lo largo de su vida un espíritu bastante jovial y entusiasta, lo que facilita mucho las cosas a la hora de adaptarse una y otra vez a diferentes facetas de la vida profesional. El cambio de profesión es bastante común en este signo. Nunca al tratar a Géminis hay que olvidar la naturaleza doble que le gobierna. Un nativo de este signo tenderá siempre a querer compensar la excesiva dedicación a la que todo trabajo obliga por medio de otro tipo de actividad totalmente distinta. No es extraño que antes o después Géminis dé un giro total a su vida profesional sin que por ello tenga que volver a situarse en la casilla de salida.
El nativo del signo, por lo general, se suele incorporar al mundo laboral a muy temprana edad. A pesar de ser un signo bastante dado a completar unos estudios y una formación, también es muy común que le entre el gusanillo de saborear los primeros ingresos de su vida. Este es el signo del eterno aprendiz que muchas veces hace gala del refrán y llega a la madurez habiéndose iniciado en numerosas ocupaciones sin ser maestro de nada.

Volver a Géminis
Volver a Signos de Zodíaco

Artículos relacionados