Atrévete a dialogar con “ellos”

espiritismo

Grabaciones en el exterior: Cuando se intenten grabaciones psicofónicas en exteriores conviene elegir algún lugar que pueda hallarse impregnado de cierto dramatismo o haya sido escenario de algún suceso de carácter paranormal. En tales ambientes son muy altas las posibilidades de obtener valiosas psicofonías.

No es cierto que este planeta se haya convertido en un coto cerrado. Para quienes alientan las brasas de un espíritu aventurero, aún quedan paisajes vírgenes cuyo horizonte es el infinito. Tal es el caso de las psicofonías. Sepa lo que necesita para transitar por ellos.
¿Quiere hacer psicofonías? ¿Le seduce la idea de contactar con las «emisoras fantasmas»? ¿Quiere reírse de los postulados de la técnica y utilizar los artefactos suministrados por ella para ponerse al habla con los «espíritus»? Pues prepárese siguiendo estas pautas:
• Si se opera a través del micrófono, hay que procurar que éste se encuentre lo más alejado posible del aparato, al objeto de que no coja ruido del motor, y poniendo el volumen al máximo. Si en el magnetófono hay oscilógrafo, éste al máximo y el volumen al mínimo.
• Coloque el micrófono sobre una superficie blanda. Lo ideal es un cojín o una almohada. Ello, a fin de amortiguar en lo posible ruidos y vibraciones naturales.
• Otra forma de actuar es a través de los espacios en blanco o interferencias en la radio. Para ello se conecta el magnetófono al receptor, como si se fuese a grabar una emisión, y se buscan los citados espacios.
• En puridad, no hay ningún tipo especial de cinta o magnetófono que sea más adecuado para realizar estas experiencias. Cualquiera, en principio, sirve. Sin embargo, los magnetófonos con micrófono incorporado suelen producir grabaciones psicofónicas muy deficientes y poco claras. Si puede evitarlos, mejor.
• Si no va a investigar el fenómeno psicofónico de manera seria, es preferible que se abstenga de hacer experimentos. Puede haber sorpresas desagradables.
• Puede hacerse una introducción diciendo que se desea comunicar con las «voces desconocidas» y se deja pasar la cinta en silencio durante algunos minutos. Luego se rebobina, y al escuchar después hay que prestar la máxima atención, ya que muchas de estas voces son débiles y exigen del investigador que tenga entrenado el oído.
• Una vez que se haya conseguido alguna «expresión» paranormal, se puede establecer «diálogo» de la siguiente manera: poco después de que se haya dejado oír el fonema, ponga el magnetófono en posición de grabar y formule la pregunta. Hay que dejar que la cinta transcurra nuevamente hasta el final de su recorrido.
• Las grabaciones psicofónicas pueden lograrse tanto en interiores como en exteriores; pero en este último caso conviene elegir un lugar que pueda hallarse impregnado de dramatismo, porque en él se hayan desarrollado en un pasado no muy lejano sucesos trágicos. Y elegimos igualmente una hora del día con muy poco tráfico por las carreteras cercanas.
• Es muy importante saber escuchar una psicofonía. Una vez obtenida la misma en las condiciones idóneas de grabación, el método recomendable consiste en recabar la opinión de varias personas, las cuales, provistas de papel, escucharán con atención la cinta y tomarán nota de todo cuanto crean entender, sin hacer el más mínimo comentario que pueda influir en la opinión de los demás.

Volver a Espiritismo

Artículos relacionados