Reencontarse con la memoria de otras vidas

Una breve terapia de vidas pasadas puede ser una ayuda invalorable para un armónico morir, ya que saber quién o quiénes fuimos en existencias anteriores nos permitirá superar el miedo a la nada de la muerte y también nos mostrará cuál ha sido el recorrido espiritual que hemos venido trazando desde que encarnamos por primera vez.
Es importante que, si decidimos emprender este trabajo interior, lo hagamos auxiliados por un buen profesional que respete aquellos límites que podamos tener para recordar el pasado (ya que muchos de nosotros hemos vivido, en instancias anteriores, situaciones traumáticas como por ejemplo un accidente o la participación en un crimen, hechos que deben ser evocados con gran cuidado para que no alteren el equilibrio de nuestra existencia actual).
Si decide intentar un viaje a su pasado espiritual sin auxilio alguno, ponga en práctica el siguiente ejercicio:
• Durante un mes medite diariamente durante unos 15 minutos, tratando de visualizar una pantalla en blanco, sin permitir que los pensamientos se alojen en su mente y pronunciando con suavidad el mantra “So ham” (yo soy).
• Al terminar este período preparatorio comience a “jugar mentalmente” con su propia figura: su cuerpo se estira y se reduce; sus cabellos crecen, se acortan o cambian de color, sus rasgos se van deformando como si usted fuese una figura de cera que se derrite. Desdibuje esta imagen de usted mismo y luego, lentamente, permita que una nueva imagen aparezca. Luego de una breve práctica es posible que se encuentre sorpresivamente frente a la apariencia que usted tenía en una encarnación anterior.
• Una vez que se haya encontrado con uno de sus anteriores cuerpos, visualícese en él y vaya reconociendo el tipo de vestimenta que luce hasta determinar la época a la que pertenece. Progresivamente trate de prestar atención a las construcciones o al paisaje que rodea esta imagen y así. poco a poco, irá definiendo los orígenes de esta ancestral identidad.
• Es probable que luego de iniciar este trabajo muchas imágenes de vidas pasadas se presenten en sus sueños, para apoderarse de ellas es recomendable que tenga un cuaderno en su mesa de luz y anote aquello que ha vislumbrado en su mundo onírico apenas abra los ojos cada mañana.

Miedo a la muerte

Artículos relacionados