El segundo nivel

Llegará un momento en que su persistencia será premiada, y esto ocurrirá más pronto para unos que para otros. La luz que usted visualiza a su alrededor se convertirá, de pronto, en real, y será mucho más brillante de lo que se imaginaba. El aire tendrá una claridad nunca vista, y todo su ser estará repleto de vigor, y se sentirá mucho más ligero. Habrá alcanzado usted el segundo nivel.
Este brillo desacostumbrado probablemente le sobresaltará, despertándolo y devolviéndolo al nivel físico en sus primeros intentos, pero, si repite sus esfuerzos, pronto verá que la experiencia le resulta agradable. Es entonces cuando, de modo gradual, se irá dando cuenta de que hay algo más que luz a su alrededor. Según cuales sean sus intereses, ante usted aparecerán diversos acontecimientos, desarrollándose de modo similar a una película en colores que le rodeara a usted por todas partes y dándole la impresión de que usted, el observador, se halla en realidad en medio de un acontecimiento, mientras está teniendo lugar. Esta es una de tantas formas diferentes en las que puede darse cuenta de las causas de los acontecimientos. En otros momentos puede que sea usted testigo de las acciones de una persona a la que conoce, viendo no solo lo que hace (o hará) en el futuro, sino también todas las causas pasadas que le han llevado a emprender este curso de acción. Esto le dará a usted una comprensión mucho mejor de la gente, y sus motivos, de lo que resultará una actitud tolerante hacia sus debilidades y errores.
A medida que se va usted familiarizando con lo que lo rodea, su consciencia seguirá expandiéndose. Y puede que llegue un momento en que crea que tiene a su disposición todos los conocimientos de este mundo, y muchos otros que son del mundo que hay más allá. Pero esto no será cierto. Sí, tendrá la posibilidad de adquirir todos esos conocimientos, pero usted seguirá siendo usted. Y déjeme que le pregunte una cosa: en la actualidad, ¿cuánto conocimiento físico posee usted? ¿Conoce todo lo que se puede conocer? ¿Cree usted que podría tener todo el conocimiento físico que existe en las mentes humanas, si para obtenerlo solo tuviera que pedirlo? Piense en esto y, si es usted honesto consigo mismo, se dará cuenta de que, por fácil que le resultase obtener conocimientos, nunca podría llegar a tener un porcentaje muy elevado de la totalidad, a causa de diversas razones. Estas podrían resumirse así:
1. — Eso representaría demasiados problemas, y requeriría un esfuerzo inconmensurable.
2. — No es lo bastante interesante.
3. — Muchos de los conocimientos están limitados por ideas y nociones preconcebidas que impiden su aceptación.
4. — Existen reacciones emocionales frente a cierta información que, o bien distorsionan su comprensión, u originan su rechazo.
Hay otras razones que se le pueden ocurrir a usted, pero las citadas son suficientes para probar lo dicho: que solo puede usted hacerse con una fracción de la información existente en el segundo nivel, porque está usted limitado por un cerebro humano, que tiene muchos prejuicios y bloqueos emocionales inherentes. Estos pueden ser disminuidos e incluso eliminados pero, como ha estado usted adquiriéndolos durante medio millón de años, no es una tarea fácil, y le costará un cierto tiempo el llevarla a cabo.
Si sigue las instrucciones dadas le ayudarán mucho a conseguir una línea de pensamiento y de acción más limpia y pura. Yo le he dado la técnica a utilizar; la decisión de usarla debe tomarla usted. Mis Bendiciones. Pandora.

Volver a Cómo desarrollar tu habilidad profética