Comportamiento amoroso del nativo de Escorpio

signo escorpio

Adam Ant, nativo de Escorpio

No hay que olvidar en ningún momento que el nativo de Escorpio a pesar de pertenecer a un elemento magnético como es el agua, le gusta llevar los pantalones en lo referente a la relación amorosa. Lo más común es que cuando una relación esté empezando, el nativo de este signo se muestre más demostrativo y ejerza mayor presencia de cara a la galería. Pero según vaya pasando el tiempo y madurando la relación, Escorpio ya no encuentra ningún aliciente en mostrar todo su poderío y pasa a ocupar un lugar secundario más poderoso que el anterior.

Escorpio no es de los que da la cara porque sí. Cuando le interesa y lo considera necesario, es capaz de mostrar toda su energía de golpe y porrazo, pero por lo general le gusta pasar desapercibido. Y no es por otra cosa más que para poder escurrir el bulto en aquellas cuestiones más tediosas de la vida. Sin embargo, ante las cosas importantes Escorpio tiene que entrar en acción. Lo más normal es que lo haga a través de su pareja, a la que calentará los cascos hasta que por fin salte y se decida a hacer algo. Esa es la manera que este signo escoge para ejercer su influencia en el mundo, que seguramente sea la más acertada y efectiva: la de la presión emocional.

El Escorpión conoce a su pareja mejor que ella misma, conoce a la perfección sus debilidades y sus puntos fuertes, y lo que es más importante, sabe cómo estimular y contener sus furias y pasiones, cosa que no duda en utilizar cuando considera necesario para él, o en el mejor de los casos para el beneficio mutuo. En el caso particular de la mujer de este signo esto resulta claramente evidente ante los ojos de los demás. Solamente su pareja creerá que lo que está ocurriendo a su alrededor es lo que el azar le depara, cuando en realidad no escapa jamás de la influencia que sin apenas esforzarse su compañera Escorpio ejerce sobre él.

A la hora de manifestar su amor, Escorpio prefiere ser directo, apasionado, activo y todo ello siempre rodeado por una atmósfera ideal para que las emociones fluyan libremente. Por lo general le pierde el deseo, y en ocasiones es capaz de llegar a arruinar una prometedora aventura por el ímpetu que no se preocupa en disimular. Aún asi, todas las personas que compartan su intimidad con algún nativo de este signo siempre albergarán una extraña sensación de no haber llegado a conocer al completo a esta compleja persona.

Volver a Escorpio
Volver a Signos de Zodíaco