Envidia, plantas y animales domésticos

Todos los seres vivos perciben la envidia, pero cuanto más simple e indefensa es una criatura más rápidamente da muestras de haber sido afectada.
Si en nuestro hogar las plantas comienzan a marchitarse o los animales se niegan a comer, duermen todo el día y se enferman, es probable que estén absorbiendo el mal que estaba destinado a nosotros. Para preservarlos o ayudarlos a salir de una crisis, precisaremos tomar los siguientes recaudos:
• Purificar los ambientes donde están nuestras plantas según los métodos indicados líneas arriba. Incluso, los balcones deben ser lavados con vinagre y sahumados. Colocar un cristal de cuarzo en la tierra y lavarlo diariamente ayudará al vegetal a recuperarse.
• Limpiar las hojas una por una con una gasa embebida en agua mineral y una gota de jugo de limón (la proporción es de una gota por litro)
• Para los animales utilizar los métodos antes detallados, es decir incluirlos en el escudo familiar, curarlos con la técnica de rueda de defensa y además colocarles una cinta roja alrededor del cuello. Frotarlos durante tres días enérgicamente con una camisa vieja, también los ayudará a recuperarse.

Volver a Envidia

Artículos relacionados