Habilidades mágicas de los duendes

Es universalmente aceptado que las diferentes razas de duendes, por lo general, tienen cada una de ellas una especialidad que las caracteriza. Así es que, por ejemplo, los leprechauns irlandeses son hábiles zapateros; los kobolde germanos y los meniñeiros gallegos, expertos mineros; los fewenehen de los apaches chiricahuas se distinguen como excelentes rastreadores, y los ingnersuit esquimales son los más diestros cazadores de focas, por mencionar sólo unos pocos oficios y profesiones.
Un caso particular en este tema es la profesión de herrero, especialmente considerando la repulsión que la «gente menuda» tiene por el hierro. A pesar de ello, son excelentes artesanos y orfebres, y se dice que fueron los erdluites, enanos herreros de las montañas de Escandinavia quienes, según la leyenda, labraron el mazo deThory y la lanza de Gungnir.
Sin embargo, además de ser, en muchas ocasiones, más diestros que los seres humanos en sus trabajos, los duendes poseen, como todo el mundo sabe, cualidades mágicas que les permiten desempeñar tareas que los hombres no podrían cumplir.

Volver a Duendes