Ceremonia de los dos anillos

Símbolo de unión perfecta a través del tiempo, el anillo celebra la existencia de ese pequeño universo cósmico que es una pareja.
La siguiente es una ceremonia para pedir por la fidelidad de la pareja recién casada.
Para realizarla, ha de tener la alianza de su pareja en las manos. Una vez en su poder, colóquela en una copa y añada unas gotas de esencia de jazmín (flor del espíritu), una cucharada de miel (el alimento del alma) y tres perlas (que representan la pureza del afecto).
Frente a una estampita del santo y tres velas rojas pequeñas, repita esta plegaria:

Que el amor que nos une
esté libre de traiciones y mentiras.
Que nuestro matrimonio se mantenga
a pesar de cualquier contratiempo.
Oh, San Valentín
por tu martirio,
por tu piedad,
por tu amor,
concédeme este deseo

Tire el agua en alguna maceta o tiesto del hogar que comparten y repita tres veces cada 7 días la Oración a San Valentín

Volver a Día de san Valentín