Técnica básica para resolver problemas

Daremos ahora una técnica para resolver problemas de rutina. Los pasos a seguir son los siguientes:
1. Por la noche, antes de dormirse, cierre los ojos, vuélvalos ligeramente hacia arriba y cuente en forma regresiva hasta alcanzar el nivel Alfa (empezará por la cifra con la cual trabaja habitualmente).
2. Programe despertarse durante la noche en el momento más indicado para programarse para resolver el problema que lo/a ocupa.
3. Duérmase desde ese nivel Alfa alcanzado.
4. Cuando despierta, automáticamente vuelva a entrar en nivel con la cuenta regresiva.
5. Junte las puntas de los 3 primeros dedos de cada mano y afirme mentalmente: “Siempre que junto las puntas de los primeros 3 dedos de mis manos, pongo en funcionamiento mis facultades para resolver este problema particular” (identifique el problema).
6. Vuelva a dormirse desde ese nivel Alfa en que está.
7. Cuando se aboque al tratamiento del problema en cuestión, junte los 3 dedos mientras busca la solución.
8. Deberá adaptar el uso de la técnica a cada solución en particular: Si el problema consiste en una entrevista decisiva, antes de la misma deberá juntar los 3 dedos y visualizarse en una comunicación fluida con la persona a entrevistar.
IMPORTANTE: esta programación se puede realizar también reemplazando el momento descripto en el punto 5 por la afirmación: “Siempre que junte las puntas de los primeros 3 dedos de cada mano, podré resolver problemas de rutina cuando aparezcan”.

Volver a Control Mental

Artículos relacionados