Poseer

Reflexione sobre su actitud ante el concepto de posesión. ¿Cómo puede afirmarse que posee un reloj, un diamante o una casa?
Sería más lógico hablar de bienes que le han sido cedidos temporalmente. Su placer es el resultado de su pensamiento, no de sus posesiones.
Un objeto en sí es neutro.
Su placer procede del pensamiento que usted ostenta en torno al objeto.
Imagínese que el objeto escapa de su conciencia, ¿su felicidad también lo va a hacer? Las cosas van y vienen por la vida.
Cuantos menos objetos necesitemos para ser felices, menos sufriremos por ellos. Si depende mucho de las cosas, sufrirá porque se gastan o desaparecen.
No olvide que todo lo que hoy le presta un servicio (casa, coche o joyas) con el tiempo pasará a otras manos.

Técnicas para combatir la dependencia

Artículos relacionados