Método del 8 para cortar lazos

Cortar lazos significa, simplemente, desprendernos de todo aquello que nos perturba y nos crea barreras inconscientes impidiéndonos lograr nuestros objetivos. Supongamos que usted siente rencor hacia una persona determinada: entonces debe cortar los lazos con su rencor. ¿Cómo hacerlo? De esta manera:
a. Relájese y efectúe el ejercicio de liberación.
b. Con los ojos cerrados, visualice un círculo dorado cuyo radio es igual al largo de su brazo con los dedos extendidos. Ubiqúese en el centro de ese círculo.
c. Después visualice, frente al suyo, otro círculo dorado.
d. Coloque en él a la persona por la que siente rencor; visualícela bien, sonríale, dígale que la quiere y que lo/a perdone. Luego naga desaparecer la imagen de la persona.
e. Ahora visualice en el círculo de enfrente, una bolsa atada, en la cual están escritas estas palabras: MIS RENCORES. Fíjela en su lugar -en el centro de ese círculo- y luego visualice una luz azulada que penetra por el sitio en que los dos círculos apenas se tocan.
f. La luz penetra por la izquierda y transita el círculo de enfrente entrando por la izquierda del círculo, completándolo en sentido horario, para pasar al círculo donde usted está, por la derecha, completándolo y formando, de esta manera, un 8. La luz seguirá, durante todo su trabajo mental, haciendo ochos.
g. Mire fijamente la bolsa que tiene enfrente y háblele diciéndole que debe irse de su mente, porque el rencor sólo hace daño y le coarta su camino hacia la liberación y hacia sus objetivos. Diga habiéndole a la bolsa sin enojarse, con calidez, explicando lo que usted siente y por qué quiere sacar el rencor de su interior. Siga hablando hasta que note que la bolsa desaparece (a veces tarda en hacerlo, y debe repetir el ejercicio diariamente hasta lograrlo).
h. No se preocupe si advierte que llora, su cuerpo se retuerce, siente dolor, angustia o miedo. Haga frente a esos sentimientos y actitudes con la seguridad de que nada podrá contra usted. Dígase que usted es fuerte y nada ni nadie le hará daño. Usted vencerá. Si es necesario, porque lo que tiene enfrente avanza hacia usted, mentalmente, pida ayuda a Dios, invóquelo: sentirá que acude a usted y está a su lado dándole fuerzas.
i. Cuando desaparezca la bolsa, la luz cortará la unión de los dos círculos separándolos y alejando al otro de usted.
j. En ese momento usted sentirá que el sentimiento que albergaba dentro de usted, ya no existe, se ha cortado y se ha alejado. Ahora está libre para actuar en forma positiva.

Volver a Control Mental