Ejercicios combinados

Los ejercicios descriptos hasta ahora corresponden a relajación por la mañana (nivel Alfa) y visualización al mediodía; por la noche haremos una serie de ejercicios que combinan ambas cosas:
1. Haga el conteo regresivo de 100 a 1.
2. Realice una relajación progresiva. Comience por relajar el cuero cabelludo. Luego la frente. Los ojos. El rostro. El cuello. Los hombros y los brazos. Luego la espalda, siguiendo con pecho, abdomen, cintura, caderas, muslos, rodillas, piernas, tobillos, pies y dedos. No pase a otra parte del cuerpo hasta que no esté cada una relajada.
3. Visualice ahora una naranja, un limón o una cebolla.
4. Después de visualizar y sentir cada una de las cosas, hágalas desaparecer.
5. Termine como de costumbre contando de 1 a 5.
La segunda noche, cambie la visualización viéndose usted mismo/a, más joven y más radiante. La tercera noche vea a otra persona, perdónele sus defectos y pida ser perdonado/a; la cuarta noche visualice un lugar tranquilo y hermoso y dígase mentalmente: «Cada día me vuelvo más sano y más rico. Cada día me desempeño mejor en mis tareas. Cada día contribuyo a que el día sea mejor». En la quinta noche visualice su casa rodeada de una luz blanca de amor y protección; en la sexta noche visualícese con su familia en paz y armonía; la séptima visualícese con su grupo de trabajo, en paz y armonía.
Las sucesivas semanas vaya reduciendo la cuenta regresiva, como en los ejercicios anteriores. Además, la segunda semana trabaje en recordar sus sueños (reemplazando con esto a la visualización). La tercera semana haremos un ejercicio de liberación de tensiones corporales y mentales. La cuarta semana trabaje en mejorar sus relaciones con los demás, de la siguiente manera: mentalmente traiga a una persona con la cual se lleva mal, converse con ella, amíguese, perdónela y hágase perdonar; otro día puede trabajar viéndose mentalmente modificar actitudes agresivas propias y reemplazarlas por actitudes de amor, bondad y generosidad espiritual. La quinta semana trabaje sobre sus problemas de salud, de a uno por vez, utilizando la misma luz que para la liberación.

Volver a Control Mental