Consulta: Debilidad interior

Querida Pandora, tenemos problemas de toda clase, hace dos años que nos venimos hundiendo.

Estamos a punto de quedamos en la calle. Mi marido es una persona débil y se derrumba con facilidad, se evade yéndose de casa y regresa a los dos días, sólo nos comunicamos con un hola y hasta luego.

Creo en Dios y creo en su medicina.

Helena, Cancún, México.

Respuesta de Pandora

Querida amiga, hay dos caminos para su inquietud. Uno es el que la conduce a saltar el abismo de comunicación con su marido. Hablando y escuchando, es como se aprende a comunicarse.

Hoy no hallará respuesta, quizá mañana tampoco, pero en algún momento usted y ese hombre que eligió para compartir la vida podrán mirarse a los ojos.

Sólo se logra hablando y escuchando. El otro camino es ayudar a su mente a permanecer serena, y tratar de que su sistema nervioso no juegue en su contra.

Para ello beba usted -y trate de compartir con su marido- un té de manzanilla cada mañana, al que agregará 2 gotas de cada una de las siguientes tinturas: laurel, milenrama, toronjil, apio y gingseng.

Las tinturas se preparan así: ponga a macerar 100 g de la hierba triturándola en 200 el de vinagre de manzana. Déjela en reposo cuatro días, y después filtre con gasa y mezcle el líquido obtenido con 200 el de alcohol puro de 96 grados.

Introduzca la tintura en un frasco con gotero. Tenga fe.

Volver al Consultorio

Artículos relacionados