Contrahechizo sobre los objetos

Ante la sospecha de que una prenda o un objeto haya sido hechizado, cogedlo y quemadlo inmediatamente.

Parece simple, y lo es; pero es también una de las contramedidas más eficaces en estos casos.

Echad después las cenizas al viento lo más lejos posible de vosotros.

Volver a Cómo defenderse de los hechizos