Contrahechizo para una enfermedad

Para ahuyentar una enfermedad provocada por hechizo, trasladaos en ayunas a un bosque, escoged un pino joven y atad a él un hilo rojo al que habris entrelazado uno de vuestros cabellos.
Decid las palabras:

¡Aléjate enfermedad! ¡por orden de naturaleza!

Volver a Cómo defenderse de los hechizos