Requisitos para ser bruja

1. Estar dotada de unos atributos naturales que le permitan percibir sensaciones extrasensoriales habitualmente fuera del alcance de la mayoría de las personas.
2. Ser consciente de que posee estas facultades.
3. Respetar y considerar a la Naturaleza como un bien inigualable.
4. Creer en Dios o conjunto de dioses.
5. Estar convencida de un orden universal.
6. Creer tanto en el mundo visible como en la existencia del invisible.
Es necesario también que:
• Conozca perfectamente todo lo relacionado con la astrologia, adivinación, precognición y telepatía.
• Sepa manipular y utilizar las plantas medicinales correctamente.
• Pueda contactar sin problemas con los espíritus.
• Sepa dar consejos psicológicos adecuados a sus seguidores.
• No milite en ninguna causa política, integrista, racial o que discrimine a ambos sexos.
• Sepa cultivar y fecundar los campos.
• Pueda ayudar igualmente a nacer o a bien morir.
• Debe saber que sus poderes especiales siempre han de ser empleados para hacer el bien.
• No debe sentir miedo de las entidades maléficas del más allá.
• No debe orar ni implorar a su dios, pues solamente debe ponerse en contacto con él.
• No debe olvidar que todo aquello que haga por los demás repercutirá en ella tres veces, incluidas las acciones desafortunadas.

Organización

Puesto que la brujería es una filosofía de orientación social y ayuda, es importante que no trabajen aisladas y que se integren en grupos afines, pues esto les proporciona mayor energía. Lo habitual es formar un coven o grupo de trece personas, pues este número coincide con los trece meses lunares del año. No hay inconveniente en que este grupo sea de seis parejas, varones y mujeres, pues así el equilibrio de las fuerzas será perfecto.
El líder será una suma sacerdotisa o un sumo sacerdote, aunque frecuentemente existen ambos. Si existen discrepancias sobre quién tiene derecho a ejercer como líder, se tendrá en cuenta la herencia, pues quien es descendiente de brujos tendrá una genética más adecuada. Pero dado que las jerarquías no existen y solamente se trata de buscar un moderador con experiencia, tampoco es necesario realizar cambios electorales frecuentes.
Algunos brujos y brujas prefieren trabajar en solitario y por ello se les considera como personas sabias, siendo ésta también una opción muy extendida.
Seres Supremos
El poder único se divide entre los principios masculino y femenino. La figura masculina más conocida es el dios con cuernos, el carnero o macho cabrío, posiblemente una deformación del dios Pan o el dios de la Naturaleza antiguo. A este poder se le conoce también como Osiris y Cernunnos, este último bastante desconocido y que también se le menciona como el Antiguo o el de los Cuernos.
En cuanto a la figura femenina se la conoce como Diana, Selene, Cibeles, Artemisa, Isis o Hécate, aunque ahora parece que se unifica bajo el nombre sencillo de Gran Madre o Señora. No es ciertamente un equivalente a la Virgen María de los cristianos, ni tampoco es Santa Brígida o cualquier otra santa.

Sigue leyendo >>>