Requisitos para ser bruja 2

• Halloween es la fiesta más popular y se celebra el 31 de octubre, un día antes de la conmemoración de Todos los Santos. La idea original era encender hogueras y hacer bailes para alejar a los malos espíritus del lugar, pues las gentes creían que en esta fecha las almas de los muertos visitaban sus antiguos hogares, algo que podría traer malas consecuencias si se había tratado mal a los difuntos. También se aprovechaba para que los adivinos efectuaran sus predicciones sobre la salud, dinero y amor, y los magos podían incluso contactar con el demonio para casos en los que se necesitara un serio castigo para alguien.
El símbolo característico de esta fiesta, sumamente popular en Norteamérica, es una calabaza hueca dentro de la cual se coloca una linterna o una vela. La luz sale por unos cortes que simulan los ojos y la boca, y los niños aprovechan para pedir regalos entre la vecindad.
• Los Esbats son otras fiestas de menor importancia y se celebran coincidiendo con las fases de la Luna, aunque se escoge preferentemente con la Luna llena. El lugar es ahora en el exterior y allí se dibuja un círculo mágico de unos 2,5 metros de diámetro, aunque puede aumentarse si el número de participantes así lo requiere. En esta ocasión todos los participantes tienen que estar dentro del círculo, sentados o en pie, pues junto con la danza se logra una mayor energía.
• El pentagrama es una estrella de cinco puntas insertada dentro de un círculo, dentro del cual está dibujado un ser humano desnudo, pudiendo ser hembra o varón. Las cinco puntas representan los elementos esenciales de la vida —tierra, aire, agua, fuego y mente— y es frecuente ver a las brujas con estos grabados como parte de medallones o hebillas. El metal empleado es la plata, aunque también podemos ver numerosas incrustaciones de piedras de colores que según afirman les proporcionan protección y fortaleza.

Objetos
Además del cono o sombrero que ya hemos mencionado antes, los actos de brujería emplean una gran cantidad de elementos para sus rituales, entre ellos:
El incienso es parte de la tradición religiosa y por tanto incorporado a la brujería. Sus aromas son suaves pero penetrantes y se dice que pueden elevar la mente de los participantes a mundos superiores.
El pastel es un dulce que representa a la madre naturaleza y a la tierra que nos proporciona alimentos, por lo que supone un alimento que se comparte entre todos, tal como se comparte la eucaristía cristiana. No contiene ningún ingrediente especial, aunque el arándano suele estar casi siempre presente, así como algunas hojas de muérdago.
También es habitual encontrar pequeñas porciones de sal y agua, en ocasiones vino, así como la inevitable hoguera para danzar a su alrededor y las velas que portan los participantes.
El tradicional caldero no ha desaparecido, como tampoco la escoba, pues en el primero se preparan sabrosas comidas aromatizadas con hierbas y que servirá para continuar la fiesta hasta la madrugada. La escoba es un elemento simbólico para asegurar que la bruja es capaz de comunicarse con el cielo y el mundo de los espíritus, mediante un vuelo astral en la oscuridad de la noche. También es empleada como signo de fertilidad y para recordarnos la presencia de la naturaleza.
La ropa puede ser la tradicional túnica, aunque se admite acudir vestidos con ropa normal de calle e incluso se permite que los más espirituales bailen desnudos. Esto se hace para lograr que las buenas vibraciones envuelvan al participante, pues la ropa puede impedir que el efecto sea el buscado.

Artículos relacionados

 


Hechizos y brujerías

conjuros, como ser un brujo blanco, hechizos y brujerias, como convertirse en brujo blanco, COMO SER BRUJAS, como ser un mago blanco